Actividades matutinas a desarrollar en la montaña

on

Uno de los secretos de los que dispone la salud, es la capacidad que ofrece para que vivamos en mayor armonía ante la posibilidad de cambios, los cuales son la verdadera constante de la vida.

Los seres humanos nos encontramos en constante transformación, al igual que sucede con la naturaleza y sus paisajes, lo que debe motivarnos a vivir en armonía con el espacio que nos rodea al realizar actividades al aire libre.

No obstante la rutina, los horarios laborales fijos en el año, la automaticidad del pensamiento y cualquier tipo de ataduras, hace que las personas enfermen con más frecuencia, de manera que se encuentran ajenas a la salud que les es prometida para enfrentar los cambios.

El ejercicio físico contribuye a mejorar la sensación de bienestar, pero nada como escalar una montaña en horas de la mañana para recargar esas energías que desperdiciamos cuando realizamos las tareas de la casa o las labores en la oficina.

Se trata de una experiencia enriquecedora, la cual desglosaremos en un conjunto de actividades que te permitirán estar activo y renovado.

  1. Aprende a desconectar

En primer lugar es necesario que abandones todo tipo de preocupaciones (que si la seguridad en casa, que si las deudas, que si el futuro), ya sea ese proyecto que tienes pendiente por entregar, o el concierto de los niños al que debes asistir, o bien los deberes de la casa que no has culminado.

Llénate de nuevas sensaciones, abandonando el sonido del teléfono móvil, la radio, la prensa, la agenda mientras dejas que el sol matutino inunda tu cara de nuevas energías. La ausencia de noticias del mundo te pondrá en mayor contacto con tu mundo interior.

El principal objetivo es disfrutar plenamente del entorno de la montaña, la belleza del paisaje, los sonidos de la naturaleza. Cada objeto que lleves contigo debe complementar la sensación de bienestar que confiere el medio ambiente.

  1. Sumérgete a fondo en el aire libre

Dicho en otras palabras, significa exponerse de cara al viento. Las filosofías que provienen de oriente tienen como premisa que el aire es portador de energía vital, de manera que si percibes el aire a tu alrededor, estarás absorbiendo vida directamente de la madre naturaleza.

Una buena forma de aprovechar esta energía es hacer ejercicios internos y breves, por el espacio de unos 20 minutos. Asegúrate de vestir ropa cómoda, y a primera hora de la mañana realiza carreras cortas, practica tai chi o arroja piedras al vacío.

En esta etapa asegúrate de realizar actividades poco bruscas, pues no queremos que tu salud y seguridad personal se vea perjudicada de alguna forma. Buscamos el equilibrio físico y mental a través de estas actividades.

  1. Ejercítate a plenitud

Ha llegado el momento de entrar en calor. Es importante que realices ejercicios que te permitan extender y calentar los músculos de las piernas, brazos, espalda y hombros. Durante cada ejercicio respira correctamente para evitar agotamientos.

Elige una rutina que se adapte a tu estatura y complexión. Camina a lo largo y ancho del campo al que vayas, realizando ejercicios de inspiración y expiración. Intenta trepar a través de las rocas de acuerdo a tu fuerza y resistencia.

Con estas actividades notarás el cambio que necesitabas experimentar, ya que tus energías estarán renovadas para las nuevas aventuras que tienes por superar. ¿Listos para el desafío?