El futbol, una religión

on

Los fanáticos del futbol podrán estar de acuerdo conmigo en que este deporte es casi una religión, y no sé si eso es del todo bueno. Muchos de nososotros llegamos a adorar estrellas del futbol, siendo que son humanos como cualquier otro de nososotros y eso no es algo aconsejable.

Para mí, aunque amante del futbol, nunca me ha parecido que se lleve la afición por el deporte más allá del límite permitido, muchas personas se saltan las barreras y hacen del futbol su vida y su religión. Lo que pasa, que suele ser negativo, es que la persona se ciega, se vuelve irracional, al momento de que alguien habla mal de su equipo favorito o de su estrella.

Los ejemplo sobran en la realidad, muchos fanáticos han sido capaz de todo ir su fanatismo por el futbol, derecho, un caso que siempre llama la atención, son los episodios de violencia que se registran en los estados a causa del fanatismo.

La verdad es que es innecesario que lleguemos a estos extremos cuando se trata de una actividad cuyo fin es entretenerte, pero incluso el absurdo es mucho más grande cuando se trata de defender a un equipo o a una estrella que ni siquiera nos conoce, a la cual no les causamos ningún tipo de emoción; una estrella que se gana su dinero trabajando y que no le presta atención a sus fanático.

Si, para muchos el futbol genera grandes sentimientos, pero llevarlo a una religión parece ser algo absurdo, por no decir otra cosa, cada uno de nosotros debe conocer los límites del fanatismo; que es aceptable y que no.