El reino de las pelotas

on

Cuando hablamos de deportes, profesionales o no, nos enfrentamos a un panorama bastamente amplio y tan diferentes entre sí que muchas veces nos hace dudar sobre cómo definimos un deporte y cómo es que el fútbol, tenis y golf entran bajo una misma categoría.

Deportes que se juegan con la mano, otros con los pies, con puntos progresivos, otros con sistemas de puntos arbitrarios, donde gana quien tiene más, otros donde gana quien tiene menos, en unos se corre, en otros se queda quieto, las diferencias son diametrales de uno a otro, lo que suelen tener en común entre los deportes es el uso de balones y pelotas.

Suaves o rígidas, lisas o estriadas, grandes o pequeñas, las pelotas son simplemente las reinas en el mundo de los deportes, ya sea para ser perseguidas y pateadas sin clemencia, tomadas y rebotadas contra el piso, bateadas y golpeadas con una infinidad de herramientas de un lado a otro de la cancha, las pelotas son elementos indispensables en las mayorías de los deportes profesionales o amateurs.

Esto no debe venirnos como una sorpresa, los balones han existido junto a la humanidad desde hace miles de años como elemento lúdico de nuestros niños, cuyos juegos poco a poco fueron extendiéndose y formalizándose hasta devenir en los deportes que conocemos en el mundo moderno.

Claro, lo que en una época fueron balones de goma cruda, cuero natural, fibra tejida, madera e incluso mármol, se han transformado en elementos optimizados de materiales plásticos altamente resistentes, cauchos tratados y revestimientos pensados en el mejor desempeño que necesite su deporte específico.