Maria Sharapova gana su primer título después de su suspensión por dopaje

Incluso los entusiastas del tenis pueden no estar familiarizados con Tianjin, pero el domingo, se convirtió en un lugar que Maria Sharapova nunca olvidará.

Sharapova ganó el título en Tianjin, su primer trofeo desde Roma en mayo de 2015 y, quizás más notable aún, su primer trofeo desde que regresó de la suspensión esta primavera.

La ex número uno del mundo Maria Sharapova ganó su primer título desde que regresó al WTA Tour después de cumplir una prohibición de dopaje de 15 meses en el Tianjin Open el domingo, pero recibió una dura competencia de la adolescente bielorrusa Aryna Sabalenka, quien está el ranking 102º.

La ganadora del Grand Slam en cinco ocasiones, que volvió a la acción en abril, vino por detrás en ambos sets y necesitó cuatro puntos en el desempate antes de vencer a la jugadora de 19 años de edad por 7-5,7-6 (10/8).

Al final del encuentro Sharapova apretó las manos contra su pecho, encantada, absorbiendo la sensación de haber ganado su título número 36 y el primero en más de dos años desde el Abierto de Italia de 2015.

Un encuentro nada apacible

Sharapova, de 30 años, estaba disputando el séptimo torneo de lo que ha sido un regreso plagado de lesiones y controversias desde que dio positivo en las pruebas para la sustancia prohibida meldonio a principios de 2016.

El partido fue muy apretado, ya que solo cinco puntos separaron a la experimentada veterana de la adolescente en ascenso. Sharapova rompió el servicio de Sabalenka seis veces, y el descanso adicional en el primer set resultó ser decisivo. Sharapova también tenía siete ases, lo que ayudó a sacarla de situaciones difíciles.

El ímpetu de la bielorrusa la ayudó a partir siempre con ventaja en ambos sets, pero la experiencia de la rusa logró descifrar el juego de la joven, como lo haría un cerrajero profesional con una caja fuerte.

Sabalenka se comportó muy bien para ser su primera final, mostrando un poder ocasional temerario pero muy peligroso que caracteriza la actual ola de prospectos de la WTA.

La bielorrusa estuvo a punto de forzar un set decisivo que habría empujado el partido hacia la marca de las tres horas de duración, solo para en el último momento Sharapova mostrara la tenacidad y la serenidad que la convirtieron en una de los jugadoras más dominantes de la última década.

Tomando un minuto para saborear el título, su número 36, con los fanáticos presentes, Sharapova compartió a través de las redes sociales el momento, con una referencia a su libro de memorias recientemente publicadas, a través de las redes sociales.